Reflexiones sobre “Las artes plásticas” de Roberto Hernández.

——-

Después de la Revolución Cubana los preceptos que constituyen la idea de sociedad se han modificado y han resistido por una inclinación hacia la educación. El arte, como forma generadora de conciencia, medio de conocimiento y herramienta para satisfacer necesidades espirituales ha jugado un papel importante dentro de la estructura de dicha sociedad.

Dentro del ensayo podemos vislumbrar, a partir de una clasificación de disciplinas, la importancia que tiene el desarrollo del arte dentro de la sociedad para transformar, analizar y reflejar su propio contexto. Cabe mencionar, que el arte, a diferencia del método científico –y aquí concuerdo con el autor- surge como una forma de conocimiento diferente a cualquier otra, es el resultado de múltiples relaciones y una amplia gama de posibilidades y significados, donde no sólo se pone en juego la sensibilidad del espectador, sino la exigencia por parte de las obras que le demandan un nivel de conocimiento personal logrando así que el espectador pueda generar juicios de valor a aquello que se le presenta.

Y es aquí donde la idea de artista se complementa, pues considero que el artista no sólo transforma la materia, la re-contextualiza y la transfigura; sino también crea a partir de aquello que ya está dado, con la diferencia de crear en un espacio simbólico, dotar de sentido y conjuntar lenguajes entre lo transformado (físico) y lo creado (conceptual).

El artista crea objetos, a partir de transformar cosas

Pensamientos del 13 de Septiembre

¿Qué me gusta? | ¿Qué me motiva? | ¿Qué me hace sentir que vivo?

El sábado hubo una sesión, quizá más frontal, quizá más sincera; quizá más real. Fue en el Seminario de Investigación y Tesis. Hablando un poco sobre esa asfixiante búsqueda de nuestro tema de Tesis, se dejaba ver una inconformidad constante ante las imposiciones de otros sobre nosotros, sobre aquello que nos dicen que debe ser, y cómo debe ser. Quizá el punto clave fue el círculo de donde proviene todo: nosotros.

De nosotros sale la justificación, de nosotros sale el tema y del tema el problema. De nosotros también está, lo que Mauricio Zarate llama “el Hecho Material” y de nosotros sale nuestra propia metodología: nuestra forma de hacer las cosas y pensar en cómo las hacemos…

Si no tuviéramos algo qué decir, la pregunta sería entonces: ¿qué estamos haciendo aquí?

LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN EN LAS ARTES VISUALES


Por Marta Cecilia Miranda Gómez

 

ABSTRACT

La investigación en el arte es de mayor importancia en la actualidad, debido a las nuevas formas de entender el arte; de verlo y producirlo. Es una forma de acercarse al conocimiento y al desarrollo de distintos procesos creativos que no son únicos ni inamovibles. La fotografía por su lado, más allá de una investigación artística, hace también una investigación por el medio mismo y por aquello que se genera: –más allá de fotografías- imágenes.

KEY WORDS
Argumento, investigación, fotografía, medio

El arte visto como una forma de entender y aprehender el mundo -con sus relaciones y complejidades- siempre ha estado ligado a la investigación, la exploración y experimentación para la construcción de sus propias ideas. El arte no sólo ha tenido que involucrarse con métodos de investigación. Con el paso del tiempo ha usado herramientas y lenguajes de otras disciplinas para poder explicarse mejor, e incluso sobrepasar sus límites, volviéndose indisociables las conexiones que existen entre la producción y experimentación, la investigación, el mercado y todo el fenómeno social, cultural y político generado a su alrededor.

Como forma posible de obtener conocimiento, es casi evidente la importancia de la investigación en las artes visuales tomando como punto de partida la referencia sobre la investigación científica, (de ahí la idea de laboratorio o experimentación) generada en un inicio por un problema; algo que no se sabe pero se desea responder.

Debido a los diferentes procesos, métodos y medios artísticos, los resultados pueden variar de forma considerable por la misma naturaleza de su disciplina, en las artes visuales, el “resultado” es sólo una posibilidad entre muchas otras interpretaciones que se permiten ser o no correctas. Las investigaciones también pueden partir de tantos lenguajes como sea posible: una investigación filosófica puede estar en conceptos contenidos en la obra o un desarrollo creativo a partir de alguna teoría: las investigaciones plásticas, científicas o más relacionadas con la construcción material de las cosas en términos físicos, en fin, las opciones son infinitas , y he ahí su importancia: la posibilidad de argumentar nuestro quehacer dotándolo de sentido y logrando que por si mismas las obras se vuelvan un reflejo o resultado crítico de las condiciones geográficas, políticas, culturales, económicas, estéticas, etc.

Esa misma importancia hace que las obras también cuestionen su propia naturaleza, desde la disciplina en la que son realizadas hasta los espacios para las que fueron creadas. Sin embargo existen disciplinas que implican más allá de los límites del arte. Una de ellas y tal vez la más polémica es la fotografía. La fotografía fue el resultado de una investigación desde sus orígenes; la necesidad de obtener una imagen lo más fiel posible a su referente y con una vida longeva llevo a científicos y artistas de distintos lugares y en distintos momentos a preocuparse por los fenómenos de la luz y la huella en materiales fotosensibles. Esto no sólo generó polémica en términos de un nuevo invento, sino que generó toda una discusión que sigue hasta nuestros días.

La fotografía no es más que el resultado de la luz reflejada sobre un objeto proyectada en un soporte fotosensible que al ser tratado mediante un proceso químico logra registrar aquello que se proyectó y volverlo tangible y permanente. Sin embargo, la fotografía llegó al mundo del arte, en principio, para liberar a los pintores de la carga de representación mimética, ya que una foto –se creía- era mucho más veraz que cualquier representación intervenida por la subjetividad humana. Y aunque la discusión se ha volcado en un desarrollo teórico sobre el medio, se puede ver que la investigación ha sido un factor latente para los campos de la fotografía misma.

Es importante mencionar que dentro de la fotografía han existido diferentes “actos fotográficos” y por ello distintas líneas de investigación: documental, artística, periodística, publicitaria, e incluso debates posmodernos sobre la fotografía, las cámaras y el mundo global-virtual.

Tal vez lo más importante y a lo que se ha llegado sea un debate mucho más complejo y extenso: la imagen, y en efecto, la imagen fotográfica. Eventos que no podrían existir sin el deseo de querer saber más; esa condición natural y humana de poder pensar diferente y con ella, la necesidad de argumentar aquello que se cree para que otros puedan –o no- compartir eso que a nosotros nos dota de sentido.

La investigación en las artes no es gratuita ni desfavorecedora, pero se debe tomar en cuenta, y sea ésta una posible diferencia entre la investigación científica y la investigación en artes, que entendida como proceso, es también resultado de una institucionalización en el mundo del arte transformando los modos de ver y hacer arte:

Antes se hacían obras, ahora se hacen proyectos.

Y NO…

 

CÍRCULOS

No                formular.
No                       soñar.
No              evidenciar.
No             homologar.
No            estrecharse.
No               postergar.
No            condicionar.
No                consumir.
No      imposibilitarse.
No  interrelacionarse.
No                       odiar.
No                  simular.
No         escandalizar.
No       interiorizarse.
No            positivarse.
No    autocensurarse.
No     sobrepensarse.
No           contagiarse.
No             escudarse.
No            justificarse.
No           adelantarse.
No       culpabilizarse.
No       atormentarse.

[…]

NO SUPONER